viernes, 2 de marzo de 2012

Como armar la de Dios es Cristo


Es muy fácil, de verdad. Solo hay que dejar a una niña de dos años dormida (aparentemente) e irte a la habitación de al lado.

He creído necesario hacer una entrada solo y únicamente para contar esto. Es de sobra merecido.

Voy al grano, seré breve:

Esto era una au pair en tierras teutonas, que a la hora de la siesta, dejó a la peque de dos años en la cama, dormidita, tan tierna con su pulgar en la boca, y dijo "momento de relax!! Me voy a la habitación de al lado un ratito con el ordenador". Eso fue el principio de todo.
En estas que la pobre y ingenua chica se metió en Facebook para hablar con otra au pair, cuando a los diez minutitos una cabezita sonriente (eso fue la segunda alarma de que algo malo iba a pasar) se asomo por el marco de la puerta, al grito de "caacaaa".
Y a sabiendas que la niña esta aprendiendo a ir al baño, preguntó cautelosamente ¿Donde? pasa saber si coger a la niña en brazos y correr los 100 metros obstáculos hasta el baño (esto sera merecedor de otra entrada) o prepararse para cambiar un pañal.
Lo que no se esperaba es que la cabezita sonriente empezara a correr hacia ella con el cuerpo medio desnudo al grito de "AQUIIIIIIIII!!!!!!", pañal en una mano y mojón en la otra (si señores; mojón, mierda, truño... que cada cual le busque el sinónimo que quiera).

No daré muchos detalles de lo que sigue. Imaginaros una niña de dos años con las manos llenas de mierda, literalmente, persiguiéndote y meándose de la risa, al tiempo que tu intentas agarrarle las manos (sin mancharte) para que suelte su magnifica "obra del señor".
Que cada uno de gracias en el Dios al que crea de mi parte; va estreñida (gracias gracias gracias!!)

En fin, ya sabéis, cría cuervos...

1 comentario: