jueves, 3 de julio de 2014

El juego del mes: El fútbol-sopla


El fútbol-sopla es un juego muy sencillo que se puede improvisar con rapidez en cualquier momento, y es muy práctico para jugar en el interior (sobretodo en la cocina cuando queremos tener a los niños a la vista mientras cocinamos).

¿Qué se necesita?

Una pelota de ping-pong (tenis de mesa)
Cuatro objetos pequeños que podamos usar para delimitar dos porterías (pinzas de tender, tapones de botella, cucharas, cajas de cartón...)

¿Cómo se juega?

El campo del fútbol-sopla se puede montar en cualquier rincón, pero es más entretenido cuando se monta encima de una mesa, ya que la pelota puede caer por los lados y es más fácil para los niños porque pueden moverse alrededor.

Para empezar, delimitamos las dos porterías en la mesa (o en el suelo, o donde nos venga en gana montar el campo). Los niños se reparten en dos equipos, y se echa la pelota de ping-pong en el centro al más puro estilo futbolin. A partir de aquí, el juego consiste en que los niños intenten meter la pelota en la portería del equipo contrario sin tocarla, solo soplando.

No se permite ponerse detrás de la portería de "portero" para soplar cuando lleguen las pelotas. Tampoco se puede mover la pelota con la mano. Si la pelota sale fuera, se vuelve a tirar al centro. Gana el que más goles meta.


No dudéis en mandarme otros juegos que les gusten a vuestros niños a apagayvamonosdeaupair@gmail.com, son todos bienvenidos!

2 comentarios:

  1. Hola,
    Que tal los examenes?
    Me ha encantado el juego jaja muy divertido
    Besos

    ResponderEliminar